DestacadoMALVINASNACIONALESRECURSOS NATURALESTIERRA DEL FUEGO

El Observatorio de la Energía denunció que “ex asesora petrolera de los kelpers es directora de empresa Equinor ganadora de 7 áreas” próximas a Malvinas licitadas por Macri

El prestigioso Observatorio de la Energía, OETEC; que ha venido abordando la escandalosa licitación de áreas petroleras offshore por parte de la administración macrista, advirtiendo que la misma ha otorgado prorroga de jurisdicción en favor de tribunales arbitrales foráneos, entregado gratuitamente toda la información geológica de la Plataforma Continental Argentina y aceptado que una empresa británica que operó en Malvinas bajo el régimen del gobierno usurpador de las islas, sea adjudicataria de 3 áreas en la Cuenca Malvinas Oeste; sumó un nuevo elemento, al denunciar hoy que la empresa noruega Equinor, ganadora de 7 áreas repartidas entre las tres cuencas licitadas, tiene en su directorio a Anne Drinkwater,” ex asesora de inglesa Tullow Oil y del gobierno kelper en materia de gas y petróleo, autora intelectual de la hoja de ruta de cinco años (2013-2018) para el desarrollo del offshore alrededor de las Malvinas”. Vía Twitter, el director de OETEC, federico Bernal; le pidió a la gobernadora Rosana Bertone y al secretario Jorge Arguello, «frenar la escandalosa adjudicación de áreas a Tullow y Equinor, adjudicación q habrá de concretarse el prox jueves 16 de mayo».

A través de un tercer informe presentado por Federico Bernal y Agustín Gerez del Observatorio de la Energía,  se pudo conocer un nuevo elemento que en conjunto con la información ya suministrada, “ratifica que los objetivos del Concurso Público Costa Afuera N°1 difieren o exceden lo estrictamente hidrocarburífero”, dado que fortalecen la ocupación colonialista de nuestro territorio “mediante la presencia de empresas británicas y sus aliados estratégicos en el Atlántico Sur, que además violaron nuestra soberanía y Constitución Nacional al haber reconocido al gobierno colonialista kelper (el caso ya denunciado de Tullow Oil), en consonancia con otras empresas igualmente ganadoras de áreas cuyos directorios están integrados por protagonistas del pillaje petrolero británico en las Islas Malvinas”. Específicamente, OETEC se refiere a la noruega Equinor, ganadora de 7 áreas repartidas entre las tres cuencas licitadas, ya que en su directorio figura una tal Anne Drinkwater, ex asesora de Tullow y del gobierno kelper en materia de gas y petróleo. Y no cualquier asesora. Se trata nada más ni nada menos de quien fuera la autora intelectual de la hoja de ruta de cinco años (2013-2018) para el desarrollo del offshore alrededor de las Malvinas”.

“La miembro del directorio de Equinor pasó por la británica Tullow, ganadora de tres áreas en la Cuenca Malvinas Oeste, y fue asesora clave en hidrocarburos del gobierno isleño kelper. En 2013, siendo parte de Tullow, entregó a las autoridades coloniales una hoja de ruta de cinco años para el desarrollo del gas y petróleo en el offshore alrededor de las Malvinas”, detallan.

Asesora en hidrocarburos de Tullow y del gobierno kelper

Dice el informe que “en junio de 2018 (posterior al primer anuncio de la ronda licitatoria costa afuera realizado en diciembre de 2017 por el CEO-ministro del Grupo Shell, Juan José Aranguren), la Sra. Anne Drinkwater fue elegida miembro del directorio internacional de la empresa noruega Equinor (ex Statoil), participante y ganadora de 7 de las 19 áreas que recibieron ofertas en el marco del Concurso”. Destacando que “el pasado de Drinkwater resulta interesante cuando se observa que, previo a asumir la posición actual, ocupó una silla en el directorio de Tullow Oil entre 2012-2018, empresa británica que como oportunamente informó el Observatorio, no sólo resultó ganadora de 3 áreas en la Cuenca Malvinas Oeste, sino que además operó ilegalmente 7 licencias otorgadas por los kelpers en la cuenca Malvinas Sur, en el año 2007”.

Bernal y Gerez indican que: “cuando pusimos la lupa sobre su paso por Tullow Oil, encontramos en uno de sus CVs de aquel entonces su vinculación directa con el «gobierno de las Islas Malvinas» en calidad de asesora en gas y petróleo”.

¿En qué consistía el asesoramiento de Drinkwater para con el gobierno colonial isleño? Nada más ni nada menos que en revisar el programa exploratorio vigente al 2013, complementándolo con un plan a cinco años elaborado de su puño y letra, cosa que efectivamente hizo y presentó a las autoridades colonialistas isleñas el 19 de abril del mismo año. De esto dio cuenta la prensa especializada internacional y la kelper, al explicar los resultados del Informe Drinkwater titulado Falklands Islands Oil and Gas Development Readiness («Preparación para el desarrollo del gas y el petróleo en las Islas Falklands (sic)».

En su trabajo, Drinkwater recorre las fortalezas y debilidades que implicarán los proyectos petroleros a llevarse a cabo en la zona bajo disputa de soberanía entre el país británico y la Argentina. Sin perjuicio que en la amplia temática abordada, menciona las cuestiones relacionadas al marco legal y regulatorio, nada manifiesta respecto a la ilegalidad que implica tales actividades frente al gobierno argentino; mucho menos las sanciones a las que se someten las empresas que adhieran a la ilegal exploración y explotación de hidrocarburos en esa zona. Por cierto, lo que terminó sucediendo con las empresas Falkland Oil and Gas, Desire Petroleum, Rockhopper Exploration y Premier Oil, todas ellas inhabilitadas en el marco de la ley 26.659 para realizar actividades en nuestro país.

Traición a la Patria

Si tenemos en cuenta que la publicación se realizó en el año 2013, y en el año 2017 aún continuaba declarándose como asesora del gobierno kelper en asuntos petroleros, evidentemente existe una relación entre la actual directora de Equinor y las autoridades colonialistas isleñas que no solo violaría el espíritu de la ley 26.659, sino que en caso de efectuarse la adjudicación de las tres áreas a Tullow Oil los funcionarios involucrados estarían alcanzados por el delito de Traición a la Patria por otorgar un permiso (que devendría en concesión por 30 años en caso de éxito exploratorio) a una empresa con vínculos directos con el gobierno kelper y la ilegal promoción del desarrollo petrolero en el Departamento Islas del Atlántico Sur, provincia de Tierra del Fuego.

En igual dirección, cabe mencionar que el pliego licitatorio establece como requisito en su Art. 3.5.1 inciso e) la presentación de una declaración jurada de incompatibilidad e inhabilidad en caso de estar alcanzados por la ley 26.659. Es decir, en base a lo publicado en el presente informe y en el informe con fecha 2 de mayo, debería haber surgido la incompatibilidad e inhabilidad para ser adjudicatarias de áreas en el Concurso de las propias Equinor y Tullow Oil.

Caso contrario, la autoridad de aplicación que lleva a cabo el Concurso deberá arbitrar los medios para aplicar las sanciones correspondientes bajo apercibimiento de incumplir las propias funciones públicas que le fueran atribuidas y ser pasible de condena bajo los términos del artículo 215, inciso 1 del Código Penal de la República Argentina.

Conclusión

Entre la británica Tullow y la noruega Equinor ganaron 12 de las 18 áreas que recibieron ofertas.

Específicamente en la Cuenca Malvinas Oeste, Tullow ganó tres áreas y Equinor dos. En total, 5 de las 9 ganadoras (Exxon ganó tres y una el consorcio ENI/Mitsui/Tecpetrol). Tullow, a su vez, operó 7 licencias otorgadas por los kelpers en la Cuenca Malvinas Sur en 2007, licencias que terminaron en manos de Rockhopper, la británica punta de lanza del pillaje petrolero (a punto de comenzar la producción comercial de crudo en la Cuenca Malvinas Norte). La directora de Tullow fue Anne Drinkwater entre 2012 y 2018. En paralelo, asesoró al gobierno colonial isleño en hidrocarburos, elaborando para sus autoridades una hoja de ruta para el sector hasta el 2018. A mitad de ese mismo año, dejó Tullow y pasó a Equinor, la estatal noruega ganadora de dos áreas en la Cuenca Malvinas Oeste. Entre las dos cuencas existe continuidad geológica, con lo cual los resultados de la exploración bajo el paraguas del Concurso N°1 serán determinantes para la campaña prospectiva al sur y este de las Malvinas, por cierto, en manos de Rockhopper.

Como sea, y más allá de la cuestión meramente petrolera, los hallazgos de este Observatorio referidos a la primera ronda del Concurso Público Costa Afuera N°1 ratifican que sus objetivos difieren o exceden lo estrictamente hidrocarburífero. Por el contrario, todo confluye al fortalecimiento de la ocupación colonialista de nuestro territorio mediante la presencia de empresas británicas y sus aliados estratégicos en el Atlántico Sur.

La ley 26.659 se encuentra plenamente vigente. La misma establece que la exploración y explotación de hidrocarburos en la Plataforma Continental Argentina (PCA) sólo podrán realizarse observando las condiciones establecidas por dicha ley. En este sentido, se prohíbe a toda persona física o jurídica, nacional o extranjera, a realizar cualquier acto de comercio (incluyendo servicios de consultoría o asesoramiento) con personas físicas o jurídicas que desarrollen actividades hidrocarburíferas en la PCA sin haber obtenido la habilitación pertinente emitida por autoridad competente de nuestro país.

En pocas palabras, el Concurso ha estado plagado de atropellos a la legislación nacional y a los reclamos históricos que nuestro país viene llevando a cabo incesablemente ante Naciones Unidas para el reconocimiento de soberanía y el cese de la ilegal e ilegítima ocupación británica del Departamento Islas del Atlántico Sur, provincia de Tierra del Fuego.

FUENTE: OETEC.ORG