DestacadoMALVINASNACIONALES

El gobierno colonial británico en Malvinas inicia obras aeroportuarias para el segundo vuelo comercial a las islas con escala en Córdoba pactado con Macri

Lo había anticipado durante la semana Mercopress y ayer a la noche lo publicó el diario Clarín: “En las Malvinas ya preparan las instalaciones aeroportuarias en la base británica de Mount Pleasant” para cuando comience a operar el primer miércoles de noviembre, el segundo vuelo comercial de Latam que unirá las islas con el continente, con escala mensual de ida y otra de vuelta en la ciudad de Córdoba, en su ruta semanal a San Pablo, Brasil.

“Primero habrá instalaciones provisorias y luego comenzarán a aggiornar las instalaciones para uso civil en una base de tamaño titánica e inicialmente pensada para uso militar, tras la victoria británica sobre Argentina en la guerra de 1982”, indica Clarín, quien recuerda que este segundo vuelo se producirá como consecuencia “al comunicado firmado entre Buenos Aires y Londres en septiembre de 2016, que funcionó como una hoja de ruta en varias cuestiones bilaterales y también en lo que hace al conflicto en Atlántico Sur”, sin especificar que se trata del ACUERDO FORADORI DUNCAN, que el gobierno del presidente Mauricio Macri pactó con Gran Bretaña sin autorización parlamentaria.

El vuelo se sumará al que ya existe desde 1999, fruto de otros acuerdos que también lo opera Latam y hace la ruta Santiago de Chile, Punta Arenas, Malvinas, todos los sábados. El segundo sábado del mes hace escala en Río Gallegos, el tercero vuelve por la misma ciudad.

En este caso, los días miércoles existe otro vuelo al Reino Unido pero en un avión de la Fuerza Aérea Real con pocas plazas civiles, y con algunos problemas de regularidad, refiere el medio.

«Estamos trabajando para completar obras en las instalaciones de arribo y partida de Mount Pleasant», dijo para Clarin el responsable de vuelos del gobierno colonial británico que usurpa las islas Barry Elsby. «Esto va a llevar algún tiempo, y en el interim vamos a establecer un lugar para lo que hace a los arreglos de este nuevo vuelo»

Entre tanto, el brigadier Nick Sawyer, comandante de las Fuerzas Británicas para el Atlántico Sur, que está estacionado en las islas contó a Mercopress que directamente está en planes la construcción de una suerte de terminal distinta para uso civil, que cumpla con medidas de seguridad específicas y pueda lidiar con los pasajeros. Esto tomará entre 3 y 5 años. Cualquiera que viaja a Malvinas toma nota de las estrictas medidas que imperan -no se puede sacar fotos- en la base donde tras la guerra llegaron a haber hasta 5000 militares. Hoy no llegan a 2000. Funciona como aeropuerto militar.

Por cierto, los isleños se mantienen hipersensibles al factor argentino. En las últimas semanas hubo varios incidentes nuevos con despliegues de banderas nacionales y leyendas de «Las Malvinas son Argentinas», o «Territorio Nacional». Han sido protagonizadas por veteranos de guerra argentinos, que fueron retenidos.

«Los isleños son perturbados por algunos visitantes argentinos que vienen a las islas por razones políticas y se involucran en comportamientos que causan angustia a los isleños», dijo Elsby.

«Le damos la bienvenida a todos los veteranos de Argentina y Reino Unido que simplemente quieren venir a los lugares donde pelearon en 1982 y tratan de echar por tierra los fantasmas de la guerra que aún los obsesiona. Pero no vamos a tolerar actitudes que causen angustia», advirtió Elsby. Resaltó que los visitantes reciben explicaciones una vez que pisan el territorio isleño y agregó: «Vemos un incremento del número de argentinos que nos visitan por cruceros».

FUENTES: ClarinMercopress