DestacadoMALVINASNACIONALESRECURSOS NATURALESTIERRA DEL FUEGO

Macri le entregó el permiso definitivo en la zona de Malvinas a la petrolera Equinor, quien tiene en su directorio a una asesora del gobierno Kelpers

Mediante Resolución 694/2019 y con la firma del Secretario de Energía de la Nación Gustavo Lopetegui; el gobierno de Mauricio Macri completó la entrega de áreas hidrocarburíferas en el mar argentino y en las proximidades del archipiélago malvinero a compañías petroleras extranjera; muchas de ellas ligadas a empresas de capitales británicos. En este caso, a la estatal noruega Equinor, que tiene en su directorio a la asesora del gobierno ilegal que usurpa las islas Malvinas, Anne Drinkwater.

Completando la mayor entrega petrolera de la historia argentina a empresas extranjeras, el gobierno del presidente Mauricio Macri publicó el pasado miércoles 30 la Resolución 694/2019, mediante la cual le otorgó “a la empresa Equinor Argentina AS Sucursal Argentina un permiso de exploración sobre el área Malvinas Oeste (MLO_121), con el objeto de realizar tareas de búsqueda de hidrocarburos”, dentro de una superficie frente a las costas de la isla grande de Tierra del Fuego, de 4.290,83 km².

Se trata de la misma empresa que en su directorio tiene como miembro a Anne Drinkwater; profesional que como denunció en mayo el Observatorio de la Energía OETEC, sigue ejerciendo el cargo de “asesora en hidrocarburos” del gobierno de ocupación colonial que usurpa las Islas Malvinas argentinas.

El plazo del permiso de exploración para la estatal Noruega es de ocho años, dividido en dos períodos de exploración de cuatro años cada uno, pidiendo optar por un período de prórroga de cinco años más y teniendo “el derecho de obtener una concesión de explotación de los hidrocarburos que descubra dentro del perímetro del permiso”.

Por esta licitación y principalmente por esta empresa, el intendente de Río Grande y gobernador Electo de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, interpuso medidas cautelares y recurso de amparo; acción que fue desestimada por los tribunales federales, con más que pobres argumentos.

En el mes de mayo, a días de la elección provincial de la cual resultó ampliamente perdedora, la gobernadora Rosana Bertone y Jorge Argüello, hicieron el amague de acudir a la justicia para frenar este proceso licitatorio del cual siempre estuvieron informados y que fingieron desconocer. Acción que nunca concretaron, demostrando con los hechos su alineación ideológica y política con el gobierno del presidente Macri.