DestacadoMALVINASNACIONALESTIERRA DEL FUEGO

Aseguran que Jorge Argüello será el embajador argentino ante los EE. UU.

El hasta hoy secretario de Representación Oficial para la Cuestión Malvinas de Tierra del Fuego, Jorge Martín Arturo Argüello; designado por la gobernadora Rosana Bertone con acuerdo de la cancillería macrista, podría convertirse en el nuevo representante diplomático de la Argentina frente a los EE. UU., para “conducir personalmente la negociación por la deuda externa”.  Así lo asegura eldestapeweb.com en una publicación realizada ayer por la noche, donde se adelante quienes serán los miembros del gabinete de Alberto Fernández que cumplirán el rol de embajadores de la gestión que inicia el próximo martes 10 de diciembre. Aún se desconoce quien representará a la Argentina en Londres.

“Brasil, Estados Unidos y China, los tres destinos más importantes para la diplomacia argentina, ya tienen representantes designados. De no mediar sorpresas, Daniel Scioli será el encargado de llevar adelante la difícil relación con Jair Bolsonaro; Jorge Argüello volverá a Washington a conducir personalmente la negociación por la deuda externa y Sabino Vaca Narvaja tiene destino en Beijing, con la misión de fortalecer aún más los vínculos comerciales con la potencia asiática. El presidente electo Alberto Fernández y su futuro canciller, Felipe Solá, completarán en los próximos días la nómina de embajadores políticos”, describe el sitio web que conduce el periodista Roberto Navarro.

Fernández asumirá la presidencia en el contexto de un mundo convulsionado. La guerra comercial entre Estados Unidos y China (que tiene en Latinoamérica un campo de batalla), la crisis social y política que barre la región, la relación conflictiva con Bolsonaro y los acuerdos con la Unión Europea son solo algunos de los problemas con los que deberán lidiar el mandatario electo y su ministro de Relaciones Exteriores. Los embajadores en los principales destinos diplomáticos tendrán que atender agendas complejas y urgentes. En ese sentido cobra especial importancia la designación de esos representantes.

El artículo 5to de la Ley de Servicio Exterior dispone que cada gobierno puede designar hasta veinticinco de los llamados “embajadores políticos”; el resto de los cargos diplomáticos deben ser cubiertos con funcionarios de carrera. En la actualidad, el gobierno de Cambiemos tiene casi una veintena de representantes designados bajo esta modalidad, que deberán regresar al país antes del 10 de diciembre: se trata de los representantes de Estados Unidos, España, Portugal, Uruguay, Bolivia, Chile, Ecuador, Paraguay, Israel, Costa Rica, México y Perú, además de enviados ante organismos internacionales.

La designación de Scioli como embajador en Brasil responde a la necesidad de poner a alguien con espalda política para intermediar en el tormentoso vínculo con Bolsonaro. La propuesta se hizo hace pocos días, a través de un interlocutor, y se oficializará luego de que el exgobernador hable personalmente con Fernández y con Cristina Fernández de Kirchner. La representación en Brasilia se encuentra vacante de junio de este año, cuando Carlos Magariños renunció a ese puesto sin ser reemplazado.

Argüello regresará a una embajada que conoce bien: ya tuvo su oficina en el caserón de New Hampshire avenue entre 2011 y 2013, durante el último mandato de Cristina Fernández de Kirchner. Además, fue representante de la Argentina ante Naciones Unidas y en Portugal. Miembro del grupo de dirigentes del peronismo porteño que conforman el círculo más cercano a Alberto Fernández desde hace años, es uno de sus principales asesores en materia de política exterior. Ahora, deberá abocarse a la renegociación de la deuda externa, tema excluyente de la agenda bilateral.

El caso de Vaca Narvaja es distinto: se trata de un dirigente joven que tendrá a partir de diciembre su primer rol protagónico. Actualmente, se desempeña como director del Programa de Cooperación y Vinculación Sino-Argentina de la Universidad Nacional de Lanús y antes fue director de Relaciones Exteriores del Senado, cuando Amado Boudou era el titular de la Cámara alta. Su designación en Beijing llega con la bendición de CFK y apunta a profundizar la relación estratégica. En ese sentido, una de sus primeras misiones será la adhesión al plan de infraestructura llamado “Nueva Ruta de la Seda”.

 

Esta semana, además, supimos que Fernando “Pino” Solanas estará destacado en París como representante argentino ante la Unesco. El gobernador de Chaco, Domingo Peppo, tendría prometida la embajada en Paraguay a partir de que resignó sus aspiraciones a reelegir para garantizar la unidad del peronismo en su provincia. El resto de los destinos, incluyendo países clave como España, Italia, Francia, Alemania, Chile, México o Uruguay; y organismos como Naciones Unidas y ALADI-Mercosur, se terminarán de decidir en los próximos días y serán anunciados antes del 10 de diciembre.

FUENTE: eldestapeweb.com