#NoAlDesguaceDeAerolineasArgentinasDestacadoNACIONALES

Macri desguaza la flota de larga distancia de Aerolíneas Argentinas y los trabajadores intentan frenarlo

Antes de que termine su mandato, el Gobierno de Mauricio Macri reducirá aún más la flota de larga distancia de Aerolíneas Argentinas. Desprogramará uno de sus Airbus 340 el 9 de diciembre y el otro en el otoño próximo, según la orden del presidente de la entidad, Luis Malvido. Con la intención de frenar el desarme, el sindicato de pilotos dio mandato de no realizar el vuelo de devolución de las aeronaves.

La compañía de bandera cuenta en la actualidad con 70 aviones para vuelos de cabotaje, que se dividen entre Embraer y Boeing. Además, conforman su plantilla 12 máquinas para los tramos internacionales: diez Airbus 330 y dos Airbus 340. Estos dos últimos serán dados de baja, al igual que sucedió con otros dos idénticos en 2017. Desde la firma estatal indicaron que “para que sigan volando estas aeronaves alquiladas se precisa una inversión muy alta que los dueños no están dispuestos a realizar”.

Malvido tiene decidido no reemplazar estos aviones, lo que implicará el levantamiento de rutas o frecuencias, o incluso ambas. De esta forma, hará más ineficiente a la compañía. En Aerolíneas admitieron que no podrán mantener todos los vuelos: “Va a ser muy desafiante cumplir con todos los compromisos con dos aeronaves menos”.

Pero la compañía manejada por Cambiemos acusa a los gremios como responsables. Según la gerencia de la empresa, los sindicatos se negaron a negociar en agosto de 2018, cuando se abrió una mesa de diálogo para que la flota internacional aumente su competitividad.

El objetivo consiste en primero reducir la flota y recién en 2020 discutir la renovación de todos los internacionales. “Debería decidirse a dónde se quiere volar y en base a eso qué tipo de aviones se van a querer”, delinearon. Un orden atípico e incluso, funcional al desguace de la sociedad anónima estatal, que perdió terreno contra las low cost ligadas a los funcionarios macristas, que el Gobierno impulsó y ahora presentan serios problemas financieros. En línea con eso, Cambiemos ya había eliminado la ruta a Barcelona.

Los Airbus 340 cuentan con un mayor kilometraje en su haber y su salida estaba agendada desde 2015. En ese momento, el entonces titular, Mariano Recalde, había dejado un plan de reemplazo y ampliación de la flota, tanto nacional como internacional. La devolución de los equipos en préstamo la podrá revisar el Frente de Todos, ya que se debería consumar dos o tres meses después de la desprogramación de cada uno.

FUENTE: eldestapeweb.com