#NoAlColonialismoDestacadoMALVINASNACIONALESRECURSOS NATURALES

ROBAR A LO GRANDE: Los colonos británicos que usurpan Malvinas incrementaron los aranceles de pesca en un 50 por ciento

Sin que al gobierno de Mauricio Macri se le mueva un pelo frente a las millonarias ganancias que contabiliza el Estado usurpador en su proceso de consolidar su posición colonial en Malvinas, los británicos implantados en las islas argentinas decidieron elevar en un 50 por ciento el valor de las cuotas de pesca para la extracción del calamar loligo y la merluza negra. “La rentabilidad del sector necesita ser monitoreado de cerca”, declaró la responsable por el área de pesca en la Asamblea ilegal isleña, Teslyn Barkman, quien no aparenta tener ningún miedo en ser calificada de ejecutar políticas proteccionistas o de izquierda. La medida representará ingresos anuales por otros 4 millones de libras esterlinas; unos 300 millones de la moneda argentina.

Con el título: “Nuevo golpe de Malvinas a la flota gallega” y en bajada “El gobierno (colonial británico) dispara el precio de las licencias un 50% y le cuesta a la flota gallega casi 5 millones” de euros; el diario gallego Faro de Vigo dio a conocer las quejas de las empresas españolas que saquean con licencia inglesa el recurso pesquero de todos los argentinos en el atlántico sur.

El asunto fue también reflejado por el sitio web mercopress, quien, en una nota publicada en las últimas horas y titulada: Gobierno y empresas de Falklands chocan por el incremento de aranceles a la industria de pesca”, da cuenta de la “fuerte crítica y polémica” que se desató entre las empresas y el gobierno ilegal británico; por el nuevo régimen de pesca que elevó los aranceles para el sistema de Cuotas Individuales Transferibles (ITQ), al 50 por ciento, para la merluza negra y el calamar Loligo.

Mercopress informa, que el Consejo Ejecutivo de las Islas argumenta que la decisión “es resultado de un extensivo y profundo análisis del modelo financiero de toda la industria pesquera, incluyendo utilidades, inversiones e impuestos”. Medidas que los ingleses aplican en resguardo de sus intereses coloniales y sin temor a ser catalogados de proteccionistas, ni de atentar contra la seguridad jurídica, ni de tomar medidas que los aísle del mundo.

Ratificando una vez el nivel de ganancias que obtienen los británicos; el medio dice que “la industria se queja que ya pagan algunos de los aranceles de pesca más altos del mundo”, al dejarle a los usurpadores de las islas argentinas, “el 40% de las utilidades”.

La medida del gobierno de usurpación, sobre el nuevo régimen de aranceles para las Cuotas Individuales Transferibles (ITQ), se tomó este viernes y conlleva un incremento del 50% para la merluza negra y el calamar Loligo. Y por otro lado, una reducción del 20% para peces raya y del 5% en las especies restringidas de peces de escamas; variedades insignificantes, frente al monumental volumen que significan los montos de ganancias por la depredación del calamar y la merluza.

Lejos de profesar ideas socialistas o peronistas, la responsable por el área de pesca en la Asamblea ilegal isleña, Teslyn Barkman, declaró que “la rentabilidad del sector necesita ser monitoreado de cerca. Los aranceles deben ser revisados anualmente y rebajados si resulta necesario”.

La medida tomada representa unos 3.9 millones de libras esterlinas adicionales anuales para la tesorería de la colonia, unos 300 millones de pesos argentinos. En consonancia, las empresas pesqueras expresaron que el incremento se traducirá en una reducción de ganancias del orden de los 4 millones de esa moneda.