#NoAlParaguasdeSoberaníaDestacadoMALVINASNACIONALESTIERRA DEL FUEGO

El secretario de Malvinas de Tierra del Fuego dijo que el “paraguas de soberanía” que propone Nación solo puede ser “una herramienta temporal”

El secretario de Malvinas de la provincia de Tierra del Fuego Andrés Dachary, se refirió a los anuncios del gobierno nacional respecto a la posición que adoptará para relacionarse diplomáticamente con Gran Bretaña en lo que compete a la disputa de soberanía en el Atlántico Sur. Ponderó la propuesta de volver el reclamo a los organismos multilaterales, de defender las normas nacionales e internacionales que protegen nuestros recursos naturales y de desarrollar una conciencia en la sociedad argentina; pero dijo que es muy difícil hacer coincidir estos tres objetivos estratégicos “con el sostenimiento del paraguas de soberanía”. Puso expectativas en cómo se integrará y trabajará el Consejo Nacional Malvinas, se refirió al Acuerdo Foradori Ducan y adelantó que se está trabajando en la modificación y en la reglamentación de la Ley Gaucho Rivero.

En una entrevista concertada el pasado jueves 2, el secretario de Malvinas de Tierra del Fuego, Andrés Dachary, indicó que durante las últimas horas de 2019, había mantenido dialogo a través de whatsapp con el Secretario Nacional de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Daniel Filmus; de quien ponderó los tres ejes que se fijó para el área, de “llevar el reclamo a todos los organismos multilaterales para que la causa continúe siendo una causa regional y global”, hacer una “defensa irrestricta de las normas nacionales y del derecho internacional, que protegen nuestros recursos naturales en la región usurpada” y “desarrollar una conciencia acerca de la importancia de la causa Malvinas en la sociedad argentina”.

Le pareció razonable que un tema de trascendencia nacional y continental se merece una presentación oficial y desde Tierra del Fuego; dijo que “es difícil de entender la postura” de mantener el “paraguas de soberanía”, sin que ello signifique violar la Constitución Nacional, pero se inclinó en ponerle caducidad en el corto o mediano plazo. También puso expectativas en la creación del Consejo Nacional de Malvinas y resaltó la importancia de debatir y discutir el tema, en Tierra del Fuego, dentro del Observatorio.

¿Como pensas que Nación va a plantear una Política de Estado con un “paraguas de soberanía” que es violatorio de la Constitución Nacional, donde lo importante y medular está fuera de discusión?

– El planteo que está teniendo Nación, es que el “paraguas de soberanía” ha sido y fue una herramienta que ha tenido una mala utilización si se quiere, sobre todo en la última gestión. Ahora los equipos técnicos de Cancillería opinan que puede ser algo constructivo, donde lo que hace es congelar cualquier tipo de reclamo. La idea, es trabajar lo máximo posible dentro de ese marco. Esto quizás sea uno de los ejes de mayor discusión, porque ha sido cuestionado desde muchos sectores. Nosotros desde la gestión municipal, en muchas oportunidades lo hemos sido.

¿Con qué postura van a ir a sentarse a Nación en este Consejo? En agosto propusieron derogar los Tratados de Madrid y el Foradori Duncan, Alberto Fernández se comprometió y evidentemente no va a cumplir. ¿Cómo piensa que lo va a tomar el pueblo de Tierra del Fuego y los combatientes de Malvinas?

Creo que, en este sentido, es tener una mirada de primera mano para ver cómo se conjuga. Ver como se puede convivir proyectando estos tres objetivos y por el otro, mantener el paraguas de soberanía. Romper la política de los últimos cuatro años, disociada del reclamo de soberanía con la protección de los recursos naturales, pesca e hidrocarburos, que para nosotros era una paradoja.

¿No es contradictorio plantear una política de estado en el contexto del paraguas de soberanía? No sé si coincidís que el “paraguas de soberanía” es contrario a la Disposición Transitoria Primera de la Constitución. Si así fuera; ¿Cómo se puede armar una política de Estado, si el hecho concreto que es cumplir con la constitución, se deja de lado?

Este será uno de los temas que nosotros vamos a postular. Queremos esperar ver cómo se desarrolla, porque es muy difícil conjugar ambas cuestiones. Coincidimos con los tres objetivos estratégicos, pero es muy difícil coincidir con el sostenimiento del paraguas de soberanía, más allá de la fundamentación técnica.

Filmus solamente habló de la revisión del Foradori Ducan. ¿Que significaría la revisión?

Si por un lado se vuelve al multilateralismo, a la protección de los recursos naturales y al fortalecimiento de la conciencia nacional; esto es inviable con el Foradori Duncan. No pueden convivir ambas cosas la mismo tiempo. Aunque hay aspectos que no se pueden desactivar como lo es, la licitación costa afuera en bloques donde participan empresas británicas que operan en Malvinas con autorización de los colonos británicos.

¿Cómo va a tomar el pueblo de Tierra del Fuego y los Veteranos de Guerra esto, después de haber planteado fuertemente la necesidad de derogar los Tratados de Madrid y el Acuerdo Foradori Duncan, luego que la oposición de ayer oficialismo de hoy, ahora simpatiza con lo mismo que criticó con sobrados fundamento y dureza, hasta el 10 de diciembre?

– Es difícil de entender la postura, porque son objetivos imposibles de cumplir, si se hace un uso incorrecto de esa herramienta. Por eso es muy importante debatir y discutir esto en Tierra del Fuego, por el solo hecho de que somos la provincia de Malvinas.

¿Ustedes han fijado posición? ¿o fijaran posición luego de sentarse en ese Consejo Nacional que se creará?

– Nuestra posición es clara, coincidimos con los tres objetivos que se plantean, que tiene que ver con una lógica de construcción.

¿No se puede plantear el mantenimiento temporario de los tratados de Madrid, por un periodo y luego de ello, que se deroguen?

Sin dudas. Creo que están todas las cartas en el mazo. En el mundo se han planteado cuestiones que eran impensadas en otro tiempo. Lo ha hecho el Reino Unido con el Brexit, separándose de la Unión Europea. Por eso en este tiempo, se deben generar todas las condiciones para poner en práctica el mandato de la Resolución 2065/XX. Creo que es nuestra mayor herramienta para entablar una negociación pacífica entre las partes para la resolución del conflicto.

¿Van a poner en debate y consideración de la sociedad de Tierra del Fuego estos objetivos de los que habló Filmus sobre Malvinas?

– En este sentido, hay una herramienta imprescindible que es el Observatorio Malvinas, que en los últimos 3 años fue mal utilizada políticamente. Es una herramienta que suma a todos los actores de Tierra del Fuego, partidos políticos, veteranos de guerra, organismos de la sociedad civil, las tres ciudades, la legislatura. Uno de los temas que vamos a llevar adelante, es revitalizar el Observatorio.

¿Como analizas con tu experiencia de 8 años de llevar adelante el tema Malvinas, que una herramienta como el paraguas de soberanía y que sirvió exclusivamente durante 30 años para beneficiar los intereses británicos, ahora sea una ventaja para la argentina?

– La postura apuntaría a, tratar avanzar al máximo en esta especie de estatus quo, que plantea el “paraguas de soberanía”, que ninguna acción de las partes agregue algún derecho.

¿Temporal o permanente?

– Sin lugar a dudas, es una herramienta temporal. Porque si esto se prolonga en el tiempo, el congelamiento será eterno.  Uno habla de una temporalidad de corto o mediano plazo, también teniendo en claro el contexto internacional y en las distintas estrategias que desarrolle nuestro país.

Tenían como objetivo, reglamentar la Ley Gaucho Rivero. ¿El objetivo sigue en pié?

– Se está trabajando en la modificación de la Ley 852 y en su reglamentación.