#MemoriasDeLaGuerraDestacadoMALVINASNACIONALES

«La poesía me salvó de la locura», dice el soldado argentino que abatió al oficial inglés de mayor rango durante la guerra de Malvinas

Oscar Ledesma participó del conflicto bélico a los 19 años. Brindó una conferencia en Bahía Blanca y previo a ello fue entrevistado por LU 2. «Una guerra es acotada en tiempo, puede durar 70 días, 1 año o 10 años. La que es más cruel y sanguinaria es la posguerra, que es eterna», sostuvo el soldado que abatió al teniente coronel Jones, jefe de los paracaidistas británicos; en la batalla de Darwin.

El 28 de mayo de 1982, en plena guerra de Malvinas y con apenas 19 años, Oscar Ledesma -cordobés de La Carlota, por adopción-, se enfrentó al Regimiento 2 de Paracaidistas Británicos, en la batalla de Darwin Hill.
Ledesma quedó en la historia grande del conflicto bélico: fue quien abatió al oficial de más alto rango de los ingleses, el condecorado teniente coronel Herbert Jones, de 42.
Estuvo en Bahía Blanca para brindar una conferencia en el Centro de Gestión Cultural Islas Malvinas, de Zelarrayán y Cuyo, a las 19.
Antes pasó por La Mesa de Panorama, en LU2, y contó detalles de los traumas de la posguerra y fue muy agradecido con el pueblo argentino, aunque muy crítico de la dirigencia política en general.
«Una guerra es acotada en tiempo, puede durar 70 días, 1 año o 10 años. La que es más cruel y sanguinaria es la posguerra, que es eterna. Esos llamados desesperados de atención son producto del terrible proceso de desmalvinización que se produce el mismísimo 14 de junio (de 1982, día de la rendición)», sostuvo.
La desmalvinización
«Padecimos durante 10 años un abandono, una negación, una invisibilización tal que nos sentimos parias, aislados en nuestro país. Más de uno se tuvo que comer su orgullo de ser veterano para conseguir laburo», advirtió.
Dijo Ledesma que «la gran deuda» la tiene la dirigencia, «que se enarbolaba como la salvadora de la patria y no salvó nada. Con sus ambiciones desmedidas han esquilmado este rico y hermoso país. Al pueblo no le debo nada más que agradecimiento».
Los psiquiatras -según dijo- establecen que la eclosión del trauma de la posguerra sucede en el décimo año y casualmente en 1992, según la estadística, se multiplicó por 5 la cantidad de veteranos que se suicidaron.
«La posguerra ya causó más bajas que la guerra misma», comparó.
Más de mil suicidios
Ya son 1.086 los combatientes que se quitaron la vida, contra los 649 que cayeron en combate, confirmó Alejandro López, miembro del Ejército para esa fecha, quien acompañó a Ledesma en la conferencia.
«Al décimo año mi salvación fue escribir mi primer libro. En el 92. Mi terapia, la forma de canalizar. La poesía me salvó de la locura. Seguir en ese camino me fue permitiendo profundizar cada vez más las cosas. De seguir escribiendo», sostuvo.
Hace algunos años, la figura de Ledesma volvió a tomar relieve nacional e internacional porque decidió escribirle y enviarle una carta a Sara, la viuda de Jones, con la intención de «sanar heridas», según admitió.

FUENTE: La Nueva Provincia