#ElRecursoEsSoberaníaANTÁRTIDA Y ATLÁNTICO SURDestacadoNACIONALESRECURSOS NATURALES

Un centenar de buques pesqueros extranjeros saquean el mar argentino y las autoridades no pueden capturar a ninguno

95 pesqueros extranjeros roban calamar en aguas jurisdiccionales del mar argentino. La denuncia la efectuaron desde los buques de bandera nacional debido al desmedro de la actividad y frente a la inacción de los organismos de control. Ayer en un aparatoso operativo de prensa, se informaba que la prefectura había capturado a uno de origen chino. Al final de la jornada las autoridades nacionales reconocieron que el barco se dio a la fuga. Están viendo si piden la captura internacional. 

El pasado domingo, pesqueros argentinos habían denunciado la presencia de 95 poteros extranjeros extrayendo calamar de manera ilegal en aguas jurisdiccionales de la Nación. Ayer se difundió que la prefectura había salido a patrullar y capturado a un barco de bandera china. A última hora, se supo que logró darse a la fuga.
En un día cargado de información cruzada y cuando ya diversos medios ofrecíamos lo noticia sobre la captura de un potero chino por pesca ilegal en aguas argentinas, se supo finalmente que el barco logró darse a la fuga.
Fuentes con llegada al Gobierno nacional le transmitieron a Pescare.com.ar que la embarcación terminó huyendo hacia aguas internacionales con sus poteras desplegadas tras un aparente intento fallido de Prefectura por abordarla en torno al paralelo 42°.
El buque fue identificado. Se trata del «Lu Rong Yuan Yu 668», con lo cual las autoridades tienen señalada a su firma armadora. La intención es ordenar su captura internacional y poder cobrarle la multa, como ya se hizo en oportunidades anteriores.
El operativo fue protagonizado por el guardacostas «Fique» de Prefectura. En tanto, interviene el juzgado federal de Rawson y la Subsecretaría de Pesca de la Nación, el organismo encargado de realizar el sumario administrativo.
Por estas horas, las condiciones climáticas tienen a empeorar. De tal manera que los buques que están en el área se están retirando para buscar refugio en sectores más cercanos a la costa.