En Notas

Las 4 controvertidas lanchas patrulleras construidas en Francia ya están en el País

El proyecto original era construirlas en el astillero Río Santiago. Pero por presión de oficiales de la Armada y en base a una decisión de Macri, continuada por Fernández, se prefirió pagar una suma muchísimo mayor y comprárselas a un astillero francés Naval Group. Pese a las sospechas de negociado, la operatoria siguió su curso y concluyó.

6 de junio de 2022 13:30

Llegó del ARA Contraalmirante Cordero (P-54), que se suma a los anteriores ARA Storni, ARA Bouchard y ARA Piedrabuena.

El último de los cuatro controvertidos Patrulleros Oceánicos Multipropósitos (OPV) que Argentina encargó construir a un astillero privado en Francia arribó a nuestro país y fue objeto de un acto ceremonial el jueves de la semana pasada en el Apostadero Naval Buenos Aires.

Se trata del ARA “Contraalmirante Cordero” (P-54), que se suma a los anteriores ARA Storni, ARA Bouchard y ARA Piedrabuena, adquiridos a través del FONDEF con el objeto de “ampliar las capacidades de vigilancia, control y defensa de los recursos marítimos nacionales” según difundieron desde el Ministerio de Defensa.

El ARA Cordero había zarpado desde el puerto de Concarneau, en Francia, el 12 de mayo pasado, y puso proa al apostadero en la Base Naval Mar del Plata, donde se incorporó a la División de Patrullado Marítimo.

El propio ministro Jorge Taiana se manifestó “muy satisfecho” por “un trabajo exitoso con Naval Group”, tal el nombre de la compañía francesa que construyó los cuatro patrulleros que quedan bajo la órbita del Comando Conjunto Marítimo.

El titular de la cartera de Defensa señaló además que “estamos fortaleciendo el Comando para proteger los intereses de nuestro país en el mar” en relación con la principal misión de las embarcaciones, la vigilancia y el control de los recursos marítimos frecuentemente depredados.

Las altisonantes y épicas palabras pronunciadas en el acto por el titular de la Armada, almirante Julio Guardia, quien esgrimió que los patrulleros “contribuyen a realizar un salto cualitativo en el desarrollo de las operaciones del control del mar y salvaguarda de la vida en el mar”, contrastan con la triste historia de su construcción.

 

Cronología de un negociado

 

El ex presidente Néstor Kirchner concibió durante su mandato la idea de sumar este tipo de buques que tranquilamente se podían construir en el astillero estatal Río Santiago, que contaba con tales capacidades. Por diversas razones la operatoria sufrió postergaciones de varios años.

En 2016, con Mauricio Macri en la presidencia, un insistente e influyente grupo de oficiales de la Armada lo convenció para que, en lugar de construirlos en el país, los comprara específicamente al astillero seleccionado en Francia, Naval Group, por un valor de 319.034.689 euros, mucho mayor al costo en el astillero local. Macri, obviamente, aprobó la operación.

Varias fueron las denuncias y reclamos ante el evidente perjuicio a las arcas nacionales, principalmente esgrimidas por un experto, el ingeniero naval Raúl Eugenio Podetti, especialista en construcción de buques, que, en su función de asesorar al gobierno nacional respecto de las OPV, cuestionó las propuestas de los marinos y recomendó enfáticamente la conveniente construcción en el país. Pero Podetti fue desoído y cuestionado por el cartel de la Armada.

Ningún juez actuó de oficio ante la difusión del evidente negociado. Asumido Alberto Fernández en la presidencia, no sólo no detuvo la maniobra presuntamente delictiva con el consorcio Naval Group (sospechado en el mundillo náutico internacional), sino que la reimpulsó e incluso habilitó para que establezca en el país un HUB de soporte técnico y logístico, capacidad que ya tiene el astillero estatal argentino Tandanor.

Los cuatro OPV construidas por los franceses son prácticamente iguales: eslora de 87 metros, manga de 14, autonomía de 7000 millas náuticas, capacidad para cobijar un helicóptero de 10 toneladas, visibilidad de 360° desde el puente, mástil único para sensores omnidireccionales, capacidad de lanzamiento de dos lanchas rápidas por sistema de rampas, etc.

Tienen tres semanas de autonomía en el mar y velocidad máxima de 20 nudos. Sus dotaciones son de 40 miembros, adicionalmente hasta 59.

Fuente:

Télam

https://www.argentina.gob.ar/noticias/con-presencia-del-ministro-taiana-la-armada-argentina-recibio-el-patrullero-oceanico

Por Agenda Malvinas

Tags

Otras noticias de Nacionales

Te puede interesar

COMENTARIOS

Aún no hay comentarios

Inicia sesión o registrate para comentar.