En Notas

Asumió la militar Blake en Malvinas y prometió “defender la auto determinación”

Como era de esperarse, la nueva e ilegítima gobernadora de las islas prometió a los colonos “defender y promover” su auto determinación como británicos. En sus primeras horas como “gobernadora” contradijo lo que desde hace años reclaman Naciones Unidas. Todo un récord.

1 de agosto de 2022 13:30

Alison Blake asumió como la nueva e ilegítima gobernadora en Malvinas (Ph: Merco Press)

La flamante e ilegítima gobernadora de Malvinas, e igualmente ilegítima comisionada para Georgias y Sandwich del Sur, la militar británica Alison Blake, asumió la semana pasada su nuevo cargo en Puerto Argentino, en medio de un despliegue ceremonial de fuerte perfil castrense y marcial.

La primera mujer en ejercer la conducción administrativa de la colonia, llegó a Malvinas junto a su esposo, Peter, y fueron recibidos afectuosamente por otras autoridades irregulares y algunos pobladores.

En una recepción que le ofrecieron en la sede de la gobernación británica, Blake tras algunas frases de ocasión con motivo de su asunción -“es un inmenso privilegio y un gran placer tomar el juramento”, por ejemplo- destinó una precisa y certera frase con la que buscó ganarse la simpatía y adhesión a priori de los colonos: “Defenderé y promoveré el derecho del pueblo de las Islas Malvinas a la auto determinación, incluso reafirmando ese derecho internacionalmente”, dijo ante los presentes.

Su meditada frase desnuda a las claras cuál es el perfil y el objetivo ante este recambio de militares en la administración isleña: sostener, ahora más que nunca que los negocios florecen, el estatus quo colonial y retrógrado que defienden a punta de misiles, contrariando a la comunidad de naciones en su conjunto.

Pero no era otra cosa lo que se esperaba que anunciara Blake. Ella viene de ocupar en fecha recienta la embajada británica en Afganistán, un país ocupado por milicias de su país y estadounidenses, que debieron retirarse más temprano que tarde ante la imposibilidad de imponer sus habituales pautas.

El Brexit y el deplorable papel del Reino Unido en la guerra entre Ucrania y Rusia, no han hecho más que sumar desprestigio a su propio gobierno, cuyo primer ministro salió eyectado de Downing Street envuelto en un sinfín escándalos.

Además, en estos momentos en Gran Bretaña se disputan el liderazgo del Partido Conservador y la primera magistratura dos políticos confesos admiradores de Margaret Thatcher, argumento con el cual, piensan, obtendrán la aprobación (y el voto) de sus pares.

Imponer a una persona como Alison Blake en Malvinas, con su raigambre castrense, implica para los conservadores británicos insistir y profundizar su tozuda posición intransigente y prepotente en Malvinas, sin ofrecer el mínimo atisbo de comparecencia ante el reclamo universalizado de iniciar el diálogo por el territorio que ocupa.

Se verá próximamente si los desaciertos y equívocos de los funcionarios conservadores los llevan nuevamente al fracaso y el escarnio, dando paso a gobiernos de perfil más dialoguista, razonable y a tono con la imprescindible convivencia entre naciones.

Por Agenda Malvinas

Tags

Otras noticias de Malvinas

Te puede interesar

COMENTARIOS

Aún no hay comentarios

Inicia sesión o registrate para comentar.