En Notas

La industria de la pesca ilegal en Malvinas llora por las consecuencias del Brexit

El millonario saqueo de la pesca, sobre todo de calamar, que en sociedad incurren isleños y gallegos en Malvinas, siente el revés por la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea. Aunque el negocio sigue siendo fabuloso, no paran de quejarse por los novedosos aranceles de exportación.

23 de mayo de 2022 10:04

Sus ganancias ya no son inconmensurables, sino apenas fabulosas

La estructura económica artificialmente instrumentada en base al saqueo pesquero por parte de las autoridades británicas auto impuestas en nuestras Malvinas, tambalea ante los efectos que el Brexit, el éxodo de Gran Bretaña de la Unión Europea, está provocando en su apetitoso negocio, que por décadas les brindó ingentes ganancias.

Tanto es así que hoy, a coro, pobladores, empresarios y políticos isleños no paran de lamentarse a través de los medios y redes sociales, ante la desgracia que ahora deben enfrentar en el rubro.

Por otra parte, comprobaron en carne propia la escasa trascendencia que económicamente tiene Malvinas para el Reino Unido, luego de años advirtiéndoles a los políticos británicos sobre la tormenta que el Brexit les traería a los isleños. Una insultante ignorancia que contrasta con los encendidos discursos nacionalistas que cada tanto les envían desde Londres. Siempre y cuando no generen gastos.

La palpable realidad para las empresas pesqueras malvinenses, desde el 1 de enero de 2021, fecha de entrada en vigencia del Brexit, es que el fabuloso producto de la pesca que antes desde Galicia se esparcía alegremente por toda Europa, hoy debe pagar aranceles impositivos por tratarse de una exportación, desde Gran Bretaña hacia la Unión.

En Malvinas se las ven negras para mantener la industria, y añoran las cifras a las que estaban acostumbrados antes de tener que desembolsar el 6%, y en casos hasta el 18%, de lo que ahora exportan a Europa.

Lo que no significa que el saqueo pesquero haya dejado de ser un gran negocio. Más bien refleja que sus ganancias ya no son inconmensurables, sino apenas fabulosas. El problema es que, tan acostumbrados estaban a embolsar absolutamente todo lo que les ingresaba, que ahora renunciar a ese exiguo porcentaje -como lo hace cualquier economía en el mundo que exporta- pareciera el apocalipsis.

“Estamos pagando millones de euros a las aduanas de la UE que antes no hacíamos y nunca antes. Es una cantidad sustancial” dice Michael Poole, ex asambleísta, hoy gerente general de Fortuna Ltd, la primera empresa isleña de pesca.

Blanco sobre negro, el empresario admite entre lágrimas “entre 10 y 20 millones de euros pagados en tarifas en todo el sector por año”. Y eso es apenas el 6% de lo que se llevan.

Ahora, y tal como refleja un extenso artículo al respecto que publicó The New European, las ilegítimas autoridades de Malvinas sólo atinan a hacer conocer su lacrimógena realidad en los medios, mientras esperan por el milagro.

“Nos encantaría que la UE aceptara algún tipo de acuerdo especial para volver a ser como antes, pero creo que políticamente eso parece muy poco probable”, sueña Poole.

Curiosamente, Poole fue el encargado del lobby isleño ante el gobierno británico antes del referéndum por el Brexit. Hoy dice que los puntos de vista se los expresó a los políticos en forma privada, “porque no queríamos que se nos viera para opinar sobre lo que vimos como una decisión para la gente del Reino Unido”.

Una actual e ilegítima legisladora, Teslyn Barkman, mantiene algo más de esperanza, vecina en su caso con la inocencia: “Nos gustaría negociar un acuerdo sin aranceles ni cuotas con la UE para nuestros productos pesqueros”.

Fuente:

The New European

https://www.theneweuropean.co.uk/how-brexit-is-accomplishing-something-the-argentine-junta-couldnt-destroying-the-falklands/

Por Agenda Malvinas

Tags

Otras noticias de Malvinas

Te puede interesar

COMENTARIOS

Aún no hay comentarios

Inicia sesión o registrate para comentar.