En Notas

El fantasma de Thatcher sobrevuela la sucesión de Johnson en Gran Bretaña

Los dos postulantes a primer ministro, en reemplazo de Boris Johnson, se identifican con los valores de Margaret Thatcher y hacen campaña afirmando que encarnan su espíritu. Música para los oídos conservadores, pero sordos ruidos para la oposición laborista.

1 de agosto de 2022 13:30

Liz Truss (izquierda) y Rishi Sunak (derecha), postulantes a la sombra del legado de Margaret Thatcher.

Los dos políticos, un hombre y una mujer, que compiten por estos días para quedarse con el sillón que dejará vacante en septiembre Boris Johnson como líder conservador y primer ministro de Gran Bretaña, comparten la misma referencia política que ha signado sus trayectorias, y que exhiben y ostentan para ganarse el favor sobre todo de sus partidarios: Margaret Thatcher.

Así, la secretaria de Relaciones Exteriores, Liz Truss, y el exjefe del Tesoro, Rishi Sunak, no pierden ocasión para transmitir en cada ocasión que son quienes mejor encarnan los “valores” de la ex primera ministra Thatcher, fallecida en 2013 pero aún importante en la actualidad política de aquel país.

Sunak en un acto en Grantham, donde naciera la cogestora de la guerra en Malvinas en 1982, se pronunció partidario del “thatcherismo de sentido común”, mientras su familia se fotografiaba junto a la estatua de la “Dama de Hierro”.

Truss, directamente se compara con Thatcher en cuanto a sus orígenes, como argumento de campaña. La prensa británica ha reparado en que hasta adopta poses y se viste al estilo de aquella primera ministra.

“Un talismán”, “una criatura mítica” caracterizan analistas políticos a la figura de Thatcher y su ascendencia aún vigente sobre los líderes, o los aspirantes a serlo, dentro del Partido Conservador. ¿Lo será también para las masas laboristas opositoras?

La fijación tiene su explicación. De su mano, los conservadores contabilizaron tres triunfos electorales al hilo. Además, se la considera invicta en las urnas, dado que, al igual que Johnson, fue expulsada en 1990, tras más de una década ejerciendo el poder.

Otra explicación para la vigencia de su halo por sobre sus acólitos, la constituye la guerra que la enfrentó con Argentina por las islas Malvinas, en 1982. Otro de los favores que le hizo la dictadura militar de aquel entonces, un conflicto bélico innecesario que aún hoy, a 40 años, les sigue dando réditos a los conservadores y a los colonos (hablando de thatcheristas).

En términos económicos, Truss y Sunak también rescatan los tiempos de Thatcher, aunque con políticas diferentes. Truss ofrece aumentar el endeudamiento y reducir los impuestos. Sunak sostiene que controlar la inflación será central.

Los aspirantes perciben, claramente, que los 180.000 miembros del Partido Conservador que elegirán a uno de ellos, admiran aún, como ellos, a Thatcher, a quien erigen como una heroína.

Sin embargo, es una incógnita cómo harán para convencer al resto: a Thatcher también la recuerdan como privatizadora serial de industrias estatales, adalid del achicamiento del Estado y feroz combatiente de los sindicatos. En el Norte de Inglaterra, su recuerdo no es tan grato, tras haber cerrado innumerables industrias y dejado sin trabajo a millones.

Por eso, un veterano conservador, Norman Fowler, le pidió a los “jóvenes” Truss (47) y Sunak (42) que no “exageren” con la adoración de Margaret Thatcher. Fowler, ex miembro de aquel gabinete, dijo que “el partido no necesita modelarse completamente sobre ella. Le daría un descanso”.

Para el gobernante Partido Conservador, es difícil despegarse del ícono que significa, aún hoy, Thatcher, inspiración y espíritu rector para ese sector político que hoy conduce los destinos de Gran Bretaña.

Por eso, quien reemplace a Boris Johnson, con seguridad seguirá representando esos “valores” y modos tan significativos décadas atrás.

La incógnita sigue siendo si, como dice Fowler, sobreactuar el thatcherismo para los postulantes conservadores no resultará finalmente su propia tumba política a la hora de someterse a la voluntad concretamente popular.

Al fin y al cabo, todos los líderes conservadores después de Margaret Thatcher, incluyéndola, salieron eyectados: John Major, Theresa May y ahora Johnson.

Fuentes:

Santa Maria Times

https://santamariatimes.com/espanol/noticias/mundo/la-sombra-de-thatcher-se-tiende-sobre-la-pol-tica-brit-nica/article_253bd030-a982-5960-8529-67c3b22845d5.html

Noticias del Mundo

https://noticiasdelmundo.news/el-legado-de-maggie-thatcher-divisiva-se-cierne-sobre-la-carrera-conservadora-del-reino-unido/

Por Agenda Malvinas

Tags

Otras noticias de Internacionales

Te puede interesar

COMENTARIOS

Aún no hay comentarios

Inicia sesión o registrate para comentar.