En Notas

La aceitada ingeniería de Gran Bretaña, España y Chile para saquear Malvinas

Lo pone en evidencia una empresa gallega que hace gala, que en tan solo 5 horas contrató un jet en Chile para trasladar a Malvinas, “veintidós tripulantes de un barco de pesca” que perdieron un avión.

26 de enero de 2024 11:34

Lo que la cancillería argentina tolera o oculta sobre Gran Bretaña y sus aliados.

Este lunes 22, el diario español, La Voz de Galicia; publicó una extensa nota ponderando el profesionalismo de una agencia de viajes de la ciudad gallega de Viveró, que con tan solo 3 empleados mensualmente vende entre 500 y 700 pasajes aéreos nacionales e internacionales para empresas de toda España; “en muchos casos para clientes del sector pesquero, como armadores de Celeiro, Burela, A Coruña o Vigo, o del sector eólico”, refiere.

Y para destacar la pericia de la empresa, La Voz de Galicia tituló con una frase del propietario de la agencia: «Veintidós tripulantes de un barco de pesca se quedaron tirados en Chile, y en 5 horas teníamos un 'jet' para llevarlos a Malvinas».

Sin proponérselo, el artículo periodístico desenmascara una realidad que es tapada por el cinismo de la diplomacia. Cuando, por un lado, España acompaña en las Naciones Unidas el reclamo argentino por la soberanía de Malvinas y Argentina hace lo propio en defensa de España por el usurpado Peñón de Gibraltar, por parte del Reino Unido; pero nada dice y hace España respecto a la flota de pesca gallega que saquea el recurso pesquero de nuestro país en aguas de Malvinas con licencia del usurpador británico.

Lo mismo sucede con Chile. A favor de Argentina, la cancillería chilena es quien anualmente peticiona ante el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas, la apertura del diálogo diplomático por parte de Gran Bretaña, para retomar la negociación por la soberanía de Malvinas. Pero, por otro lado, autoriza vuelos clandestinos desde hacia las Islas Malvinas, es su principal abastecedor de alimentos frescos, recibe en sus puertos buques militares y refuerza acuerdos científicos con el Reino Unido en materia antártica.

El cuadro se completa, con el descarado colaboracionismo de la Cancillería pro-británica porteña; que antes de denunciar el doble discurso de Chile y España (lo mismo de Uruguay y Brasil); mantiene cómplice silencio para mantener a los 47 millones de argentinos y argentinas, en la más absoluta ignorancia sobre cómo avanza en colonialismo ingles en el Atlántico Sur.

 

 

 

Por Agenda Malvinas

Tags

Otras noticias de Internacionales

Te puede interesar

COMENTARIOS

Aún no hay comentarios

Inicia sesión o registrate para comentar.