En Notas

Torturas en Malvinas: Excombatientes van a la ONU por demora de la Justicia argentina

Torturas en Malvinas: Excombatientes van a la ONU por demora de la Justicia argentina

10 de mayo de 2022 13:30

Sin descripción de imagen

Excombatientes de La Plata pidieron al relator especial de la ONU que se expida sobre la exasperante demora de un año de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en definir si las torturas contra soldados en Malvinas constituyen delitos de lesa humanidad o no.

El Centro de excombatientes Islas Malvinas de La Plata (CECIM) solicitó al relator especial sobre torturas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Nils Melzer, que se expida ante la demora de la Suprema Corte de Justicia de la Argentina en definir la causa en la que se investiga a exmilitares argentinos por presuntas torturas contra soldados de su propia tropa, durante el conflicto bélico de Malvinas de 1982. El caso tramita en el Juzgado Federal de Río Grande, Tierra del Fuego, a cargo de la Dra. Mariel Borruto. Pero como la Corte Suprema aún no se pronuncia acerca de si los hechos investigados revisten carácter de delitos de lesa humanidad o no, es decir si son imprescriptibles o no lo son, se encuentra totalmente parado desde hace un año. Según los abogados del organismo de excombatientes, querellantes en la causa que se inició en 2007, semejante dilación de 15 años claramente “revictimiza a los soldados torturados”. El planteo formula el caso de que la injustificable demora para tomar una decisión procesal, y tantas otras a lo largo del proceso, podría entenderse como la implementación de hecho de una “justicia biológica”, en función del natural fallecimiento paulatino de denunciantes y acusados. Los letrados del CECIM, Jerónimo Guerrero Iraola y Laurentina Alonso, remarcan el hecho de que la demora en la causa produce la “revulneración de derechos de quienes resultaron víctimas de tortura”. Por esa circunstancia, se decidió requerir la intervención de organismos internacionales. Además, piden también al relator de la ONU que defina y comunique al Estado argentino que las prácticas y el obrar del Poder Judicial, podrían hacerlo responsable por violación a los derechos humanos, y pasible de la interpelación de la comunidad internacional. La investigación se remonta a 2007 cuando el entonces subsecretario de Derechos Humanos de Corrientes, Pablo Vassel, reunió los primeros 25 casos de supuestos tormentos y presentó la denuncia en el Juzgado Federal de Río Grande. La jueza Borruto se pronunció en reiteradas oportunidades sobre los estaqueamientos y enterramientos de excombatientes como ilícitos imprescriptibles, por tratarse de lesa humanidad. De hecho, en febrero de 2020 procesó a cuatro exmilitares imputados, Miguel Ángel Garde, Belisario Gustavo Affranchino Rumi, Gustavo Adolfo Calderini y Eduardo Luis Gassino, en un fallo confirmado, parcialmente, por la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia, Chubut. Pero, el 4 de mayo de 2021, la Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal falló por mayoría que los supuestos ilícitos no constituyen lesa humanidad, por lo que están prescriptos. Al recurrir la fiscalía y los querellantes el fallo ante la Corte Suprema, se produce la paralización total de la causa por la inacción del máximo tribunal, de un año ya. El vergonzoso accionar de la Justicia argentina, salvo honrosas excepciones, no es más que un muestrario de 40 años de las más arteras maniobras de dilación y omisión de investigación ante las gravísimas torturas sufridas por los soldados argentinos de parte de sus propios oficiales. Fuente: Grupo La Provincia https://www.grupolaprovincia.com/

Por Agenda Malvinas

Tags

Otras noticias de Nacionales

Te puede interesar

COMENTARIOS

Aún no hay comentarios

Inicia sesión o registrate para comentar.