En Notas

El gobierno de Tierra del Fuego opina que Milei pretende reflotar el Acuerdo Foradori-Duncan

El secretario de Malvinas de la provincia austral, Andrés Dachary; dijo que “apostar a la “cooperación” con el Reino Unido, parece poco menos que ingenuo y la repetición de recetas fracasadas, y que en esencia enmascaraban un desapego total con nuestra Causa Nacional”.

4 de enero de 2024 23:15

El secretario de Malvinas de Tierra del Fuego, Andrés Dachary (izq), junto al gobernador de esa provincia, Gustavo Melella.

A 191 años del inicio de la usurpación británica, la Cancillería argentina reafirmó los legítimos derechos de soberanía de nuestro país sobre Malvinas. Esto fue considerado como positivo por parte del secretario de Malvinas, Antártida, Atlántico Sur y Asuntos Internacionales de Tierra del Fuego, Andrés Dachary, sin embargo, el funcionario provincial advirtió el tono conciliador del Ministerio de Relaciones Exteriores que dirige Diana Mondino con el gobierno usurpador cuando señala que pretende “mantener una relación madura con el Reino Unido, que contemple un diálogo sustantivo y constructivo”. Para Dachary, el comunicado reflota el terminado Acuerdo Foradori-Duncan que apuntaba a cooperar “eliminando todos los obstáculos para el desarrollo de las Islas” entre “todos los interesados” en contraposición a la disputa que supone el reclamo soberano argentino.

El secretario de Malvinas de la provincia, Andrés Dachary, se pronunció por sus redes sociales sobre el comunicado de la Cancillería a 191 años del inicio de la usurpación británica.

Con el título “Malvinas y la ‘estrategia’ de la cooperación”, Dachary puso en tela de juicio la política del Gobierno nacional sobre el archipiélago irredento.

“La Cancillería argentina, mediante la Información para la Prensa N°: 003/24, reafirmó los legítimos derechos de soberanía de nuestro país sobre Malvinas, a 191 años del inicio de la usurpación británica”, resumió Dachary.

Agrega que “siempre es positivo que cada nueva administración nacional ratifique como objetivo lo que nuestra Carta Magna ordena en su Disposición Transitoria Primera. Si bien es lo mínimo que cualquier gobierno nacional debiera realizar dentro del ordenamiento normativo, es valorada la ratificación ‘política’ efectuada mediante este comunicado”.

“No obstante esto, en uno de los párrafos el Ministerio de Relaciones Exteriores refiere: ‘En este marco, el Gobierno argentino desea mantener una relación madura con el Reino Unido, que contemple un diálogo sustantivo y constructivo sobre todos los temas de interés común con miras a generar un clima de confianza propicio para la reanudación de las negociaciones’.”

 

Los tres puntos de Dachary

Para Dachary, este párrafo se encuentra cargado de definiciones muy poco felices para la Cuestión de las Islas Malvinas porque:

-         -  Se enmarca 100% en la lógica de los Acuerdos de Madrid I y II (Tratados que nunca fueron tratados/aprobados por nuestro Congreso) y que han orientado durante muchos periodos la política exterior de nuestro país en relación a Malvinas, excluyendo la soberanía de la discusión bilateral y centrándose en la construcción de una ‘agenda positiva’ con el claro interés paralelo británico de apostar a que el tiempo licúe cualquier pretensión irredentaria.

-         -  Reflota el terminado Acuerdo Foradori-Duncan que apuntaba a cooperar ‘eliminando todos los obstáculos para el desarrollo de las Islas’ entre ‘todos los interesados’ en contraposición a la disputa que supone el reclamo soberano.

-          - Asume que no están dadas las condiciones para reanudar las negociaciones -algo que insta la ONU año tras año-, y carga con la responsabilidad a nuestro propio país (Si alguna de las partes entendiese que este es el camino, quien debería generar las condiciones de confianza es Gran Bretaña que hace 191 años incumple sus obligaciones internacionales).

“Este párrafo, y principalmente el nuevo viraje en el ‘cómo’ administrar la controversia, puede implicar que nuevamente nos mostremos al mundo como impredecibles, siendo esto uno de los mensajes más indeseados y contraproducentes cuando se procura construir apoyos internacionales y, máxime, cuando estos recaen en nuestros derechos soberanos, sumado al error de pretender que, repitiendo errores del pasado logremos un resultado diferente”, observa el secretario de Malvinas.

“Apostar a la “cooperación” con el Reino Unido como medida estratégica para efectivizar el cumplimiento de la Resolución 2065/65 de Naciones Unidas, parece poco menos que ingenuo y la repetición de recetas fracasadas, y que en esencia enmascaraban un desapego total con nuestra Causa Nacional”, agrega.

“Entendemos que el camino es justamente el contrario que, solamente sacando al Reino Unido de su cómoda situación en Malvinas, la reapertura de negociaciones estará más cerca, y que para esto sea posible Malvinas en el ámbito nacional no puede ser excluyentemente pensada por el Ministerio de Relaciones Exteriores, sino por un ámbito que logre coordinar la acción de todas las áreas estratégicas del Gobierno.

Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, ha logrado los últimos años establecer un rumbo claro en este sentido, y junto a instituciones provinciales y todo el arco político trabajaremos hasta procurar el cese definitivo de la usurpación colonial en nuestra provincia, como así también de las nefastas consecuencias que esto implica, honrando de esta manera la memoria de quienes ofrendaron la vida por la Patria y recuperando una vez más y para siempre, nuestra diezmada integridad territorial”; sostiene el funcionario de Tierra del Fuego.

Fuente:

Provincia 23

Por Agenda Malvinas

Tags

Otras noticias de Tierra del fuego

Te puede interesar

COMENTARIOS

Aún no hay comentarios

Inicia sesión o registrate para comentar.