En Notas

Tierra de la Reina Isabel: un dominio colonial en la Antártida

El vínculo entre la difunta monarca y la ocupación británica del Atlántico Sur ha quedado inmortalizado en distintos reconocimientos y agasajos en honor de su persona. El más notable es sin dudas el territorio antártico bautizado con su nombre de coronación, que cubre la tercera parte del área austral reclamada por el Reino Unido.

18 de septiembre de 2022 10:26

Se trata del territorio comprendido al sur del mar de Weddell y hasta el polo, entre los meridianos 20°O y 80°O

Una región de la Antártida Argentina reclamada por el Reino Unido lleva desde hace diez años el nombre de la recientemente fallecida Reina Isabel II. Se trata del territorio comprendido al sur del mar de Weddell y hasta el polo, entre los meridianos 20°O y 80°O, que cubre una extensión de 437.000 km² dos veces mayor al área total de la isla de Gran Bretaña. Esta región interna del continente blanco integra en su topografía a la unión de las plataformas heladas de Filchner y Ronne con un sistema de cordilleras conocido en nuestro país como Macizo Armada Argentina.

 

El nombramiento formó parte de los agasajos realizados en 2012 durante el jubileo de diamante, que conmemoró los sesenta años de regencia para esta monarca. El gobierno de David Cameron le otorgó la distinción un 18 de diciembre a través de su Ministerio de Relaciones Exteriores, en agradecimiento por los “servicios prestados” a la nación anglosajona. Desde entonces, los países del Commonwealth señalan en su cartografía a la “Tierra de la Reina Isabel II” dentro del continente austral. Este renombramiento fue protestado por Argentina junto a otros países que integran el Tratado Antártico, por considerar que traspasa las restricciones impuestas en el acuerdo de 1959.

El peso simbólico de este nombramiento fue señalado en su oportunidad como una expresión de voluntad por parte del Reino Unido, reafirmando su colonialismo sobre la Antártida y el Atlántico Sur. Luego que Inglaterra oficializara su salida de la Unión Europea la incertidumbre acerca de Malvinas como territorio de ultramar provocó que la corona británica optara por un cambio de estrategia para mantener su dominio, apoyando la independencia de las Islas como un país soberano. A pesar de no reunir las condiciones para reclamar su independencia, ya que se trata de un territorio ocupado cuya población fue implantada por un régimen imperial, las autoridades isleñas adoptaron esta política como propia, amparada bajo la protección de la reina Isabel II.

Lazos de sangre

El vínculo con la corona continuó reflejándose en distintos gestos simbólicos, como la reciente designación de Puerto Argentino como “ciudad” británica por decreto real, o el bautismo de una patrulla costera con el apodo de la reina; agasajos realizados para celebrar su permanencia en el trono, que coincide con los aniversarios de la guerra de 1982. Estos homenajes son una manera de exponer la protección de la corona sobre las Islas, ya que la política “real” o territorial del imperio británico y sus remanentes históricos no es dictada por el gobierno en Londres, sino por el poder más estable y permanente de la corona. La dicotomía entre ambas esferas de poder ya había sido señalada tras conocerse el incidente de las bombas nucleares en Malvinas, donde la Marina Real operó sin el consentimiento del ministerio de Defensa para movilizar armas de destrucción masiva, arriesgándose a provocar una crisis global debido a la inseguridad de la maniobra.

Al margen de ello, distintos hechos han puesto en evidencia la inclinación personal de Isabel II hacia la colonia de Malvinas; como la participación de su díscolo hijo, el príncipe Andrés, en la guerra del Atlántico Sur, o la reciente revelación del discreto agradecimiento extendido hacia Uruguay por su apoyo durante el conflicto bélico. Sin lugar a dudas, la imagen imperial que persiste en el imaginario del Reino Unido le debe mucho a esta monarca, que supo evitar la adscripción de su país al derecho internacional a pesar de los esfuerzos de Naciones Unidas para terminar con el colonialismo en el mundo.

  

Fuente:

El Cronista

BBC News

Agenda Malvinas

Por Agenda Malvinas

Tags

Otras noticias de Antártida

Te puede interesar

COMENTARIOS

Aún no hay comentarios

Inicia sesión o registrate para comentar.